El mejor tratamiento antiedad es la meditación profunda

¡Vaya chicas! ¡Qué gusto conseguirnos de nuevo!, y es que hoy traemos para ustedes un increíble post dedicado a la belleza interna, ya que estaremos hablando de una increíble técnica de relajación y concentración, que puede proyectar en nuestra piel un aspecto mucho más saludable, así que ¿Qué esperas para lucir radiante con la ayuda de poder interior?

Y te estarás preguntando qué clase de poder interior puede ayudarnos a ser más bellas, tranquilas, no hay que ir demasiado lejos; la armonía, la tranquilidad y la gratitud, son emociones y estados de nuestro ser que nos ayudan a estar mucho más relajadas y equilibradas durante el día, sin embargo, sabemos que no es nada sencillo mantenernos en ese estado “zen” todo el día.

Es aquí donde hace su entrada triunfal la meditación; así como lo lees, esta antigua práctica no solo puede ayudarnos a entrar en un estado de armonía y reflexión, sino que también puede repotenciar nuestra belleza, transmitiendo a nuestra piel todo lo bueno de los pensamientos e ideas de superación que experimentamos durante su realización.

¿Cómo iniciarse en el mundo de la meditación?

Sabemos que el ajetreo cotidiano a veces nos deja muy poco tiempo para nuestras rutinas de belleza, pero sin duda alguna vas a desear incorporar la meditación como uno de los pasos más eficientes para el cuidado de tu piel. Iniciando al menos con unos 5 minutos al día, podrás notar los cambios en tu cuerpo, por eso aquí te dejamos unos tips:

Respiración con atención

Así es, una de los factores más importantes de la meditación, es la respiración, por eso es muy importante hacerla de la manera debida. Justo al despertarte, sentada sobre tu cama, debes tomar una postura erguida; luego de esto, debes proceder a inhalar, intenta hacerlo de manera pausada contando hasta cinco.

Luego de esto, intenta retener el aire que inhalaste en tu estómago por unos diez segundos (dejando que tu barriga se hinche), y procede a exhalar el aire que retuviste contando unos cinco segundos.

¿Por qué hacerlo?

La respiración profunda y concentrada ayuda a la oxigenación cerebral, y a la oxigenación de todos tus órganos y células, favoreciendo así la regeneración celular, cosa que favorecerá decisivamente la apariencia de nuestra piel.

Pensar en algo

Tal como lo leen chicas, esa famosa frase de “no pienses en nada” no hace nada de justicia a la meditación, ya que realmente es un nivel de meditación que se consigue con muchísima práctica; por eso, si eres un principiante, debes iniciar pensando en algo.

Cierra los ojos y relaja las facciones de tu cara, anula los pensamientos cargados de ansiedad o pesimismo y procede hacer proyecciones positivas sobre ti misma o tu vida, puedes imaginarte en la playa con tu familia o recordar ese hermoso café al que te encanta ir con tus amigas.

Deja un comentario